¿Qué es la ultracavitación?

Lograr la figura deseada es una de las principales metas de muchas personas. Unos se someten a dietas rigurosas, otros a intensas jornadas de ejercicios, y actualmente, muchos han aprovechado las técnicas modernas para lograr moldear su cuerpo de forma rápida, simple, indolora y no invasiva, con tratamientos 100% seguros.

Tal es el caso de la ultracavitación, que se trata de una técnica estética cuyo propósito u objetivo es eliminar, reducir o contraer el contenido adiposo localizado, pero sin ser invasivo, y por tanto, es seguro. Ello, caracteriza a la ultracavitación como un tratamiento bastante práctico y con resultados increíbles.

El procedimiento en cuestión puede ser utilizado a nivel facial para rejuvenecer y eliminar arrugas y adiposidad; así como también a nivel corporal, en glúteos, abdomen y papada. En todos los casos, la ultracavitación permite eliminar adiposidad localizada, sin dolor y de forma ambulatoria, evitando el reposo luego de una sesión.

¿Cómo funciona la ultracavitación?

La ultracavitación utiliza la energía de los ultrasonidos para producir lisis de las células, ¿de qué sirve esto? Es la manera en que se liberan los ácidos grasos localizados al espacio intersticial, y el cuerpo, mediante su proceso de metabolismo, elimina esa grasa, mediante la transpiración y por orina o heces.

El modelo funcional de este tratamiento estético, consiste en generar microburbujas en grandes cantidades, las cuales vibran y crecen progresivamente, explosionando y generando ondas que impactan contra el tejido graso y de esta manera contraerlo o erradicarlo.

Beneficios y desventajas de la ultracavitación

Este innovador tratamiento estético cuenta con gran variedad de beneficios entre los cuales podemos resaltar:

  • No amerita reposo: la ultracavitación es una técnica no invasiva, e indolora, así que no se presentará molestias durante su aplicación, ni después, y el paciente podrá seguir con su cotidianidad como de costumbre.
  • Los resultados obtenidos al aplicar un tratamiento de ultracavitación se pueden evidenciar desde la primera sesión.
  • En combinación con otras técnicas estéticas-corporales se puede moldear intensivamente todo el cuerpo y lograr un acabado perfecto y una figura más precisa.
  • La ultracavitación ayuda a reducir y evitar la celulitis, tanto de abdomen como de brazos, glúteos y piernas, siendo bastante útil para cualquier tipo de piel.
  • Ofrece resultados similares a la liposucción tradicional, pero ojo, sin exponerse a los riesgos de una cirugía, ¡la ultracavitación no requiere anestesia!
  • Las sesiones de ultracavitación son bastante rápidas, aproximadamente de 30 minutos a 90 minutos, dependiendo de la zona tratada y de la cantidad e intensidad de grasa localizada.

Si tuviéramos que hablar sobre algunas de las desventajas o riesgos de este tratamiento estético podríamos mencionar:

  • Puede causar eritema localizado en algunas ocasiones, aunque no es muy frecuente, y suele desaparecer en unas pocas horas.
  • Luego del tratamiento de ultracavitación puede aumentar los triglicéridos en la sangre si no se mantiene una dieta baja en grasa, o no se consume suficientes líquidos.
  • Aunque no es muy frecuente, se puede presentar acumulación de la grasa disuelta debido a la falta de drenaje luego de la sesión de ultracavitación, es por ello que se recomienda un drenaje linfático o presoterapia luego del tratamiento.

¿Quiénes pueden aplicarse el tratamiento de ultracavitación?

El tratamiento de ultracavitación es bastante versátil, por lo que se puede aplicar en muchos tipos de pacientes. Por lo general, esta técnica para reducir contenido adiposo es aplicada en pacientes entre 28 y 60 años de edad, con un estado de salud estable y libre de infecciones, tumores y desbalances sanguíneos.

En general, la ultracavitación no contrae muchos riesgos, sin embargo se recomienda que no se aplique, por ningún motivo, este tratamiento en estado de gestación puesto que los ultrasonidos pueden causar molestia, estrés e incluso problemas cardíacos y respiratorios al feto, y tampoco mujeres en estado de lactancia.

Por otra parte, es necesario evitar el tratamiento de ultracavitación en personas con condiciones epilépticas, personas con marcapasos o con algún tipo de infección cutánea o sanguínea. Asimismo, no se recomienda la ultracavitación en pacientes con insuficiencia renal, trombosis venosas, colesterol elevado, cáncer, y mucho menos en niños o adolescentes.

¿Hay riesgos para la salud al usar ultracavitación en el cuerpo?

Una mala práctica de la ultracavitación puede traer como consecuencia la acumulación de grasa disuelta, resultado de no aplicar, post-tratamiento, un drenaje linfático acorde que permitiera remover adecuadamente la grasa. Del resto, solo pequeños eritemas locales, con poco enrojecimiento e inflamación.