¿Qué es la fosfatidilcolina?

Para iniciar, antes de enfocarnos en su utilización en el mundo de la estética, queremos destacar que la fosfatidilcolina es una sustancia que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano, formando parte de todas las membranas celulares, dotándolas de flexibilidad.

Es esencial en el desarrollo del cerebro del feto y del bebé recién nacido, por lo que se aporta a los más pequeños a través de la leche materna, ¿lo sabías?

Se ha implementado su uso en el sector estético porque, entre otras cosas, lo que sucede es que el mencionado fosfolípido que está en nuestro cuerpo, con el correr de los años se va perdiendo, y de hecho, es una de las causas por las que nuestro aspecto comienza a envejecer. Pero además de ello, es una sustancia que produce resultados espectaculares cuando de disolver adiposidad localizada se trata.

La buena noticia, y lo que realmente no está muy difundido, es que existen alimentos que pueden ayudar a incorporar la fosfatidilcolina de manera natural al organismo, tales como la yema del huevo, el girasol y la soja.

Qué es la fosfatidilcolina en la estética

Ahora sí nos adentramos en el mundo que nos apasiona: la estética.

En estética, la sustancia en cuestión es inyectada para que rompa las células grasas y así se pueda generar la eliminación de lípidos a través de la orina. Esto lo convierte en el tratamiento perfecto para reducir adiposidad localizada, modelar la figura y obtener una importante mejora en el aspecto de la piel.

Así que, en definitiva y en términos muy simples, la grasa se vuelve soluble, lo que permite la evacuación de la misma a través de procesos fisiológicos naturales.

En general, son requeridas unas cuatro a ocho sesiones (una por semana), para que el paciente pueda obtener los resultados deseados y esperados. Igualmente, cabe destacar que la cantidad de visitas y la duración de cada sesión, dependerá de cada caso en particular: exceso de grasa a ser tratada, respuesta al tratamiento, etc. Aun así, podemos asegurar que, cualquiera sea el caso, desde la primera sesión se pueden apreciar los cambios en la circunferencia o medidas.

Fosfatidilcolina inyectable

Estamos hablando de un tratamiento estético que puede ser aplicado en general, en abdomen, cintura y flancos; piernas; caderas y glúteos; en la parte interna de los brazos; en algunos sectores del rostro. Pero, si no hemos mencionado la zona que te gustaría tratar, ¡consultanos! Quizás también allí podamos poner manos a la obra y mejorar el aspecto de esa región.

Si te preguntás si es doloroso, podemos asegurarte que no lo es, aunque mientras se aplica la sustancia, el paciente puede experimentar ardor, picazón o hinchazón. Es más bien un poquito molesto.

Este procedimiento estético es muy bueno para disminuir adiposidad localizada en zonas tales como los muslos, caderas, abdomen, flancos, cuello y en el tercio inferior de la cara.

Para obtener los mejores resultados, siempre se recomienda complementar este procedimiento con drenaje linfático manual o mesoterapia.

Tratamiento con fosfatidilcolina

Como hemos mencionado, se trata de una técnica destinada a eliminar la acumulación de tejido adiposo. Pero atentos, no es plausible para personas con gran exceso de peso, sino más bien para aquellas que tienen un poco de adiposidad localizada, peso ideal y que quieren liberarse de ella; también aplican al tratamiento quienes cuentan con un leve sobrepeso.

En cuanto a los potenciales efectos secundarios, podemos decir al respecto que tras la inyección, puede producirse (sucede en la mayoría de los casos) inflamación local que dura de dos a tres días. Incluso, la zona puede permanecer sensible hasta unos cinco a siete días.

En CIMEC nos especializamos en mejorar y alcanzar el aspecto físico deseado por cada individuo, sin recurrir a cirugías estéticas que requieren de intervención quirúrgica.

¿Te ayudamos? ¡Contactanos!