¿Qué es Hifu?

Actualmente, se ha innovado en técnicas que permiten utilizar sustancias naturales e, incluso muchas de ellas son componentes propios del cuerpo, para eliminar grasa acumulada y contenido adiposo que se suele presentar frecuentemente y que resulta tan incómodo y notorio a la hora de utilizar prendas ajustadas.

Es que como sabemos, la tecnología avanza a pasos agigantados y de igual forma, a un muy buen ritmo, lo hacen las técnicas empleadas en los centros de belleza. Es así, que las intervenciones quirúrgicas y esas horribles cicatrices que quedan como recordatorio de lo que una vez fue un complejo con nuestro cuerpo, cada vez más, se convierten en parte del pasado.

Tal es el caso del Hifu, una moderna y segura técnica de ultracavitación, que permite una mayor penetración en el panículo adiposo, presentando un efecto lipolítico más efectivo y rápido que el que se da con la aplicación de otros tratamientos estéticos. Este procedimiento de ultracavitación, permite eliminar gran cantidad de grasa sin necesidad de pasar por el quirófano y someterse a ningún tipo de cirugía estética.

El método Hifu mejora enormemente el aspecto de la piel, además reduce la adiposidad localizada y ayuda a modelar el contorno corporal mediante el ultrasonido de alta intensidad focalizado, que se concentra en el tejido graso, proyectando un efecto termo mecánico y una fricción entre los adipocitos, lo que permite eliminarlos o reducirlos.

En este sentido, el Hifu se ha considerado una buena opción para ser combinada con otros tratamientos, como por ejemplo, la criolipólisis.

Generalmente, cada sesión de este moderno procedimiento estético, ayuda a reducir y eliminar arrugas, favoreciendo notablemente el modelado facial.

En cuanto a la duración de las sesiones, es claro que ello dependerá de la zona a tratar, ya que no llevará el mismo tiempo un facial que un corporal. Además, deberá tenerse en cuenta si se complementará con drenaje linfático, mecánico o presoterapia. Aun con lo dicho, suelen durar alrededor de media hora y hasta 2 horas.

Se trata de un tratamiento ambulatorio, por lo que una vez finalizada la sesión, el paciente no necesita cubrir reposo ni nada similar, sino que puede retomar sus tareas habituales como de costumbre, sin dolor ni molestias.

Hifu: Antes y Después

El Hifu se ha caracterizado por ser un tratamiento no invasivo, indoloro y muy efectivo que te ayudará a reducir talles sin necesidad de exponerte a los riesgos y complicaciones de un cirugía. Esta técnica de ultracavitación potenciada, es plausible de ser aplicada facial y corporalmente, eliminando la grasa localizada y adiposidad.

Este método de reducción de contenido adiposo sin cirugía, es aplicable en cualquier tipo de piel y no va a causar lesiones ni molestias. Además, no daña los tejidos adyacentes a la zona en la que se aplique el Hifu y, como hemos mencionado, ofrece resultados similares al de tratamientos quirúrgicos, logrando incluso, eliminar arrugas faciales.

Luego de aplicar este tratamiento se podrá notar un tensado de la piel más oportuno, minimización de arrugas, disminución de depósitos grasos tanto facial como corporalmente. Minimiza la hiperpigmentación y rejuvenece notablemente la piel conservando la naturalidad de los rasgos.

Con respecto al rejuvenecimiento facial, con el Hifu se puede notar cómo el tejido se contrae, lo que permite de una manera efectiva, el tensado de la piel, sumado a la retracción de las fibras de colágeno y el mejoramiento del contorno facial.

¡No se requiere preparación previa para aplicar un tratamiento Hifu!

Un aspecto a tener en consideración, es que la efectividad del tratamiento dependerá relativamente del tipo de piel de la persona, además de otros factores como sus cuidados nocturnos y el tipo de cuidados de la piel que la misma ejerza. También es muy importante complementar el tratamiento con unas buenas horas de descanso, lavarse el rostro todos los días y evitar exponerse mucho al sol.

Para concluir, si bien es cierto que es una técnica muy efectiva, segura y poderosa, se recomiendan cuidados luego de aplicar el tratamiento Hifu para complementar su función y evitar la reaparición de contenido adiposo en la piel. Recordemos que la efectividad de los tratamientos dependerá de la voluntad del paciente para llevar a cabo todos los cuidados posibles.

Dicho todo lo anterior, ¡no esperes más! Podés lucir un cutis reluciente como nunca antes lo habías hecho y un cuerpo envidiable.